Sin categoría

Pongamos que hablo de Madrid..

He vivido en varias ciudades a lo largo de mi vida.  A veces un mes, a veces nueve, y en el caso de Madrid durante años, ya que es la ciudad que me vio nacer.
Hace poco tuve que trasladarme a tan solo 40 km de allí; un lugar apartado de la civilización,  rodeada de caballos y en la que el silencio por las noches es el compañero más habitual. Y yo siempre había dicho: «Madrid me cansa, me agota, es demasiado grande para mi. Prefiero ciudades pequeñas como Burgos o Córdoba para vivir». Y quizá es cierto… pero no del todo.
Porque al mirar a lo lejos, al horizonte del sur, antes de irme a dormir, veo una línea de edificios iluminados. La inversa de la que se observaba desde el otro lado… desde mi hogar de siempre; esa loma junto al cementerio de la Almudena, ese pinar de Moratalaz que ha crecido conmigo, esas urbanizaciones que surgieron cuando ahí no había apenas nada y que dan, sin quererlo, nostalgia de volver a verlas.
Siempre dije que quería abandonar Madrid. Pero sus edificios y sus luces de noche me indican que los recuerdos que me evocan… siempre me devolverán allí. Como diría la canción: «pongamos que hablo de Madrid»
Que paséis un muy feliz día. Hasta la próxima. ♥

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.