adultos·asociación de escritores de madrid·autor·domingo·ediciones hades·español·Fanfic·fantasía·historia original·infantil·Inglés·juvenil·landeron·literatura·Los Hijos de los Dioses·motivación personal·new adult / young adult·nova casa editorial·Novela·paula de vera·Rol·Saga·solidaridad·taller de escritura·todos los públicos

Post de agradecimiento: ¡100 seguidores!

¡Hola a tod@s! Perdón por la demora, espero que me sepáis disculpar. Pero, es que… ¡YA SOMOS 100 SEGUIDORES EN EL BLOG! Después de casi 5 años por aquí, casi no me lo puedo creer.

Y… como lo prometido es deuda, aquí tenéis un pequeño relato de regalo solo para vosotros ❤ Espero que lo disfrutéis.

Matilde es una chica normal, como cualquier otra en una ciudad grande como puede ser Madrid. Se levanta todos los días, desayuna, besa a su pareja y se despide para ir al trabajo. Un trabajo de oficina, quizá anodino para la mayoría. Pero mucha gente no sabe el gran secreto de Matilde: cuando llega a su casa por las tardes, después de cenar y ver un rato la tele, mientras su pareja duerme ella se va al ordenador… Y escribe. Escribe palabras, no importa si crean una historia o no, o si simplemente dan una opinión sobre algo. Ella quiere escribir y es lo único que le preocupa. Ni siquiera dormir poco es un problema para ella, porque escribir y fantasear es lo que da color a su sonrisa, a sus mañanas, a los atascos en el coche de ida y vuelta al trabajo y casi hasta a las conversaciones del día a día con su gente querida: pareja, amigos, familia… El hecho de sentarse frente al ordenador al caer la noche es la gasolina que empuja su mundo hacia delante y lo hace vibrar.

Un día, Matilde decidió hacerse un blog para publicar algunas cosas que había escrito. Debía confesar que, a pesar de todo, estaba aterrada. ¿Qué iba a ocurrir? ¿Quién iba a querer leer a alguien como ella, a quien nadie conocía? ¿Acaso sus reflexiones valían algo en el mundo exterior? Al principio, de hecho, Matilde se desesperaba porque nadie visitaba su blog. Intentó hacerse un hueco en las redes sociales, pero le resultó un mundo algo agresivo y retrocedió casi de inmediato, aterrada.

“¿Qué hacer?”, pensó, desesperada. “Quiero seguir escribiendo lo que a mí me gusta, pero me hunde ver que a la gente no le interesa”.

Su pareja la intentó animar con las mejores palabras:

-No te preocupes, cariño. Tú escribe y sigue escribiendo lo que te nazca de dentro. Y si al resto del mundo no le gusta, ¿qué importa? Escribes muy bien, y eso es lo que vale.

Por supuesto, su pareja siempre había sido y sería su mayor apoyo. Pero Matilde seguía sintiendo cierta ansiedad… ¿Para qué publicar, entonces? ¿Qué veía todo el mundo en “salir al mundo” si la inmensidad amenazaba con devorarte?

Entonces fue cuando todo cambió. Un día, al volver de trabajar, Matilde se acercó al ordenador y abrió su buzón de correo sin demasiadas ganas. Pero, sin quererlo, una enorme sonrisa se adueñó de su rostro cuando observó aquel diminuto cartel en negrita. Alguien había comentado una de sus entradas. No, no solo una persona, dos, tres… ¡Diez! Con la mano temblorosa, Matilde abrió los correos uno a uno y agradeció todos los comentarios en sus entradas antes de levantarse, satisfecha, con una enorme sonrisa pintada en la cara.

-¿Qué te ocurre? -preguntó su pareja cuando la vio tan radiante.

Matilde le contó lo sucedido y, después, se dispusieron a hacer la cena y terminar un nuevo día. Lo que Matilde no vio fue cómo, discretamente, su pareja sacaba el móvil en un momento dado y, sin que ella se enterara, mandaba un mensaje al padre de Matilde:

“Prueba superada. Hemos conseguido que Matilde vuelva a sonreír”.

Sé que quizá no es mucho, pero con este relato quiero agradeceros a todos y cada uno de vosotros cada vez que dais Me Gusta, Comentáis o Compartís. Para un autor, no solo vale el autoconvencerse de que lo que hace está bien… A veces se necesita ese pequeño empujoncito de vuestra parte para seguir avanzando y no perder la fe en publicar. Gracias, de corazón.

Un abrazo enorme.

Gracias, Luces De Neón, Neón, Publicidad, Iluminación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .