animación·Anime / Manga·cómic·comic·extranjero·juvenil·Lunes Multimedia·música·musical·netflix·new adult / young adult·plataforma digital·Reseña·romántica·serie

#LunesMultimedia: Your Lie in April (Shigatsu wa Kimi no Uso)

¡Hola a tod@s, brujines seriéfilos de toda condición! ¿Cómo va el curso? ¿Todo en marcha?

Por mi parte, aquí traigo una reseña de una serie que tenía pendiente desde hace mucho y que, por azares del destino, conseguí terminar antes del verano y, después de todo lo que había oído comentar de ella, reconozco que me gustó bastante.

Resultado de imagen de your lie in april

Your Lie in April (IMDB)

Arima Kousei ya no toca el piano. Antes, todo era diferente, habiendo llegado a ser uno de los niños prodigio del piano más relevantes de los últimos años, levantando envidias allí donde fuera. Sin embargo, la muerte de su madre parece marcar un antes y un después en su vida, haciendo que pierda todo interés por su antigua pasión e intente pasar desapercibido como cualquier otro estudiante. Sin embargo, la llegada de Kaori, una estudiante de su misma escuela y violinista prodigio también, a su vida hará que los fantasmas del pasado retornen a su vida, haciendo que tenga que elegir entre volver a tocar, o seguir hundido en ese pozo de negrura en el que llevaba sumido desde la muerte de su madre. ¿Será esa la respuesta para que el color vuelva a su vida, sus dedos y su corazón?

Reseña

Your Lie in April. La primera vez que escuché hablar de esta serie fue en un vídeo de Jaime Altozano sobre las mejores BSO de anime, llamándome poderosamente la atención. Después, empecé a escuchar dicha música en la playlist que el conocido youtuber recomendaba en su vídeo, empapándome de las notas del piano. Y, finalmente, este año pude engancharla en Netflix y ponerme a verla en algún rato libre o algún viaje por mi cuenta (sí, está disponible para descarga en la app de Netflix ^.^).

La historia de Kaori y Kousei, para entrar en materia de forma rápida, tiene tres elementos fundamentales: adolescentes, música y relaciones (amistad/amor/familia). Adolescentes por la ambientación, dado que todos los personajes principales son compañeros del mismo instituto. Segundo, la música, obvio; Kousei es pianista y Kaori es violinista, con lo que casi todo girará en torno a ello. Y… relaciones.

Durante toda la serie veremos diferentes tipos de relaciones, que serán grandes hilos conductores para la trama. No solo la evidente entre Kousei y Kaori, sino también la relación de Kousei con su difunta madre y el por qué de que no quiera volver a tocar el piano; la precaria situación de Kaori que desembocará en un inevitable final (sin spoilers, pero se huele desde el segundo capítulo, para que no me odiéis :P) y cómo eso influye en todos los que la rodean; la relación de Kousei con su profesora de piano y mejor amiga en vida de su madre. E, incluso, el cambio de relación entre Tsubaki y Kousei, pasando de ser eternos mejores amigos y vecinos a, quizá, algo más. ¿O quizá no?

Con esto, quizá los más expertos en la materia comprenderán que es un anime que tira más hacia el shojo que hacia otros géneros, pero no por eso creo que deje de ser una serie muy especial. Un anime que muestra, en apenas una temporada de veintipocos capítulos, como la confianza en uno mismo y en los demás puede transformar nuestra vida, aparte de la cura que supone retomar y continuar haciendo lo que realmente nos hace felices, al margen del resto de nuestros deberes diarios.

Reconozco que, en cierto modo, me he sentido bastante identificada -aunque mi campo creativo sea la escritura-. Si tenemos algo que nos hace felices y nos llena por dentro, algo que nos ayuda a expresar y liberar nuestros sentimientos, jamás deberíamos dejarlo por culpa de presiones externas. Debemos hacernos uno nosotros mismos con esa pasión, dejarnos asesorar pero nunca acogotar, para “bien” o para mal, buscando siempre alcanzar la mejor manera de expresarnos a través de eso que se nos da tan bien pero, quizá en la mayoría de los casos, no será nuestra fuente de vida. No hace falta, siempre y cuando sea lo que sigue manteniéndonos vivos.

Como única pega podría ponerle que es una historia bastante sencilla y predecible en su mayoría, sin grandes sorpresas -como digo, el final se intuye bastante fácilmente desde el segundo capítulo- pero para quien disfrute de animes relajados, tiernos y, por qué no, “familiares”, esta es una serie que recomiendo mucho.

Ah, y la BSO, por supuesto. Aquí os dejo el enlace 🙂

Le doy un 4.75/5. ¿Qué os ha parecido a vosotros? ¡Espero vuestros comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .